Que la inspiración te encuentre

Q

Hoy pasó una de esas sincronicidades de las que está llena la vida si nos permitimos verlas, y vaya que encajó perfectamente con mi estado emocional el día de hoy.

La inspiración, a como yo la entiendo, implica que hayamos conectado con esa fuerza divina que hay en cada uno de nosotros y le hayamos permitido actuar a través de nosotros para hacer algo encaminado a nuestro bien mayor.

Quizá suena rebuscado o hasta medio fumado, pero en realidad eso es lo que creo que es. Todos hemos tenido un momento “a-ha!”, ese instante de claridad mental que va más allá de la consciencia ordinaria , o ese momento en el que sientes una plenitud tal al hacer algo que verdaderamente te apasiona. Como diría Mihaly Csikszentmihalyi, autor del libro “Fluir: una psicología de la felicidad”, es ese estado de fluir cuando en verdad te conecta con tu esencia interior, con tu yo que va más allá de tu propio cuerpo y sientes eso que todos quisiéramos vivir de manera permanente: plenitud, satisfacción a más no poder.

Es ese momento cuando sientes que el tiempo se detiene. Pueden pasar horas, puedes quedar exhausto, pero tremendamente satisfecho. Y permitirte eso, no estorbar, y simplemente fluir, es abrir el canal para que la inspiración llegue a ti. Y hoy me pasó exactamente eso.

Esta frase de Picasso la escuché hoy en una conferencia que dio Kamal Ravikant, autor del libro “Ámate a ti mismo como si tu vida dependiera de ello”. Quizá la única apreciación que haría es sobre la idea de que la inspiración debe encontrarte trabajando.

Para mi, con lo que hoy entiendo, más que trabajando, yo lo parafrasearía como “en movimiento”, aunque todo depende de la concepción que el mismo Picasso haya dado a la palabra “trabajar”. Normalmente la relacionamos con esfuerzo, con sacrificio, y creo yo que más que eso su orientación debería ser a moverte, a hacer algo que esté alineado a tu bien superior, a ser mejor persona, a perseguir tus sueños, a hacer algo que te apasione, a buscar contribuir a la humanidad con un pequeño grano de arena. Si nos envolvemos en ese tipo de acciones, de actividades, lo más seguro es que la intuición efectivamente nos encuentre.

Y hoy en lugar de cerrar con una frase mía, tomo prestada de nueva cuenta la de Picasso:

Añade un comentario

Suscríbete al blog!

Recibe una notificación cuando publique una nueva historia



Este soy yo…

Papá Cuarentón

Aprendiendo a ser un mejor papá para aconsejar a mis criaturas mientras resuelvo la vida con mi yo de hace 20 años. Amo cocinar, el café negro recién hecho y los habanos con una buena plática!

Totalmente decidido a experimentar y disfrutar la segunda parte del viaje de la vida!

Social Media

¡Sígueme en redes sociales!